lunes, 26 de julio de 2010

DEFICIENTE SERVICIO DE GAS DOMÉSTICO EN MARACAIBO

En las últimas semanas, se ha producido una serie de fallas en el servicio de gas doméstico. Muchas amas de casa que moran en Maracaibo se han visto en la necesidad de adquirir bombonas de gas para poder cocinar, lo que incide de manera desfavorable en el presupuesto de las familias zulianas.
Algunas ciudadanas han apelado a la colocación de tapas de ollas, trozos de madera y hasta trapos alrededor de las hornillas, para evitar que los frecuentes vientos de la ciudad apaguen la cocina, debido a la escasa fuerza con que llega el gas, lo que ocasiona una pobre llama que impide cocinar con prontitud.
El problema se ha presentado por la existencia de 360 mil fugas de gas y por la falta de mantenimiento en la red, según declararon trabajadores de Sagas a medios locales.
Dicen que desde hace más de un año no han recibido dotación y no hay compresores para realizar trabajos de soldadura en la tubería del gas, por lo que ha sido imposible, a corto plazo, solventar el problema de escasez del combustible, que irrita hoy día a las familias maracaiberas y que amenaza con incrementar las ventas de bombonas, algo impensado en la capital del estado Zulia, una de las primeras ciudades con servicio de gas vía tubería en Venezuela.
El pago de servicio del gas
Hace un año y medio, Enelven (hoy subsumido en Corpoelec) canceló el contrato con la Alcaldía de Maracaibo, mediante el cual se procedía, vía recibo de electricidad, al cobro de los servicios de aseo urbano, gas y derecho de frente. En ese entonces se iniciaba una nueva administración en la Municipalidad marabina.
Con el retiro del cobro de los referidos servicios del recibo de Enelven, las autoridades municipales cobran (?) los mismos en las taquillas de la Alcaldía o en otras sedes como la de Funsaz de la avenida La Limpia, por cuanto no se han tomado la molestia de enviar recibos de cobro a las comunidades.
Así, el pueblo no paga el aseo urbano, el gas o el derecho de frente. Al no haber recursos para estos servicios, no es posible la dotación y mejoras. Se sugiere: notificar a las colectividades a través de notas de cobro, publicitar una campaña de pago de los servicios, incentivar a los usuarios a cancelar lo correspondiente y de esta manera se obtendrán esos recursos para dotar a los trabajadores y proceder a las mejoras en el servicio de gas o de aseo urbano.